< Archivo de proyectos
Acceso a la educación Proyecto ordenadores colegio de Morondava -20.292790, 44.294000 Madagascar

Contexto

Madagascar es una isla del océano Índico, la cuarta más grande del mundo, se sitúa a poco más de 400 Km en su parte más próxima a Mozambique, y a unos 5500 km de la isla más cercana de Indonesia, pero pese a esto, sus ancestros eran indonesios y conservan por ello muchas tradiciones, rasgos, cultos, e incluso su lengua es de procedencia polinésica. La mitad de la población practica el culto a los ancestros y casi la otra mitad son cristianos.
Madagascar lleva años con bastante inestabilidad política y sufriendo crisis económicas graves, empeoradas por la enorme sequía que afecta al sur del país, que en los últimos años ha empeorado por fenómenos como El Niño y algún desastre natural acontecido. Se trata de uno de los países más pobre del mundo, sufriendo un 50% de su población malnutrición crónica, pero en el sur hasta el 80% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza, con menos de 2 $/día, cifras que han aumentado mucho en los últimos años. Las sequías que azotan el sur junto con las invasiones de langostas suelen afectar enormemente a los cultivos, que es una parte importante de la economía del país, a pesar de ser un país muy rico en minería, reservas de petróleo, piedras preciosas… Estas situaciones de vida precarias se ven empeoradas por los problemas sanitarios que suelen ser debidos a sida, tuberculosis, lepra, malaria, desnutrición….
Toda esta situación coloca a los niños en una situación crítica de privación y viola sus derechos fundamentales debido a la falta de acceso a la alimentación, educación y cuidados médicos, apenas el 46% de la población tiene acceso al agua potable y el 15% a una instalación sanitaria adecuada. La pobreza ha provocado que una cuarta parte de los niños malgaches de entre 5 y 17 años se vea obligada a trabajar para ayudar a sus familias. Estos trabajos exponen a los niños a enfermedades y violaciones de sus derechos. Es común que sólo el 66% de los niños finalice la educación primaria, y el 14,2% de los niños jamás ha asistido al colegio. En este pobre sistema educativo también adolecen de falta de docentes y de infraestructuras para poder enseñar a los niños. El 40% de las niñas se casa antes de ser mayores de edad aunque Madagascar es de los países de África donde hay menor desigualdad entre niños y niñas.
Morondava está situada en la costa este, frente a Mozambique, y en esta región la etnia mayoritaria es la Sakalava. Los Hnos. Corazonistas llegaron a Madagascar como misioneros en 1928, actualmente trabajan en 9 colegios, con un total de 10.655 alumnos, repartidos por todo el territorio de Madagascar.
El Colegio Saint Paul fue fundado por el Obispado de Morondava en 1964 y comenzó a funcionar en 1967. A petición del obispo, los Hermanos del Sagrado Corazón tomaron la dirección de la escuela en 1968. Recibe, sobre todo, alumnos de familias pobres, familias campesinas o familias que viven al día, sin recursos financieros estables. Tiene un total de 1500 alumnos escolarizados, de los cuales el 10-15% no tienen recursos y un 5% son alumnos subvencionados por diferentes organizaciones para que puedan asistir gratuitamente al centro. A pesar de los problemas de recursos financieros de los padres de los alumnos, los resultados escolares son, en general, buenos y muy superiores a la media nacional o local. La fundación colabora con ellos desde 2003, en distintos proyectos educativos y de desarrollo.
Este proyecto surge de la necesidad de combatir la precariedad educativa en nuevas tecnologías tanto de la región como del país. Desde la creación del colegio, el centro ha intentado adaptarse a las necesidades educativas de la zona y ofrecer sus instalaciones a la población local. En materia de nuevas tecnologías el colegio no ha podido llevar a cabo una formación adecuada por falta de medios. El acceso a la electricidad en la mayoría de los hogares está reservado para los ricos por lo que el colegio es el único punto de acceso a las tecnologías de la información.
La ampliación del centro en años anteriores ha puesto, más si cabe, de manifiesto la necesidad de una sala de informática para preparar al alumnado del colegio en las nuevas tecnologías antes de su paso a la universidad.

Beneficiarios

Beneficiarios directos: en este grupo se pueden incluir los cerca de 1200 alumnos del “Collège Saint Paul de Morondava” (60 alumnos por clase, de un total de 21 aulas) así como los profesores del centro. Beneficiarios indirectos: consideramos en esta apartado a los padres de alumnos y a sus hermanos no escolarizados todavía.

Descripción

La situación socioeconómica empeora en Madagascar. De los 20 millones de personas identificadas en Madagascar, 16,8 millones viven en la pobreza este año, según estimaciones recientes del Banco Mundial. La escolarización, la seguridad alimentaria y la salud de la población, especialmente los del sur, son los más amenazados. En las zonas rurales, la tasa de analfabetismo sigue en aumento como disminución de los ingresos muchos padres sacan a sus hijos de la escuela.
En Morondava no existe ningún centro educativo que cuente con aulas de informática para la formación de los alumnos en nuevas tecnologías. Este hecho lastra la formación de los alumnos, que se ven en inferioridad a la hora de optar a ingresar en estudios superiores.
La mayor parte de los alumnos que terminan la educación secundaria, dejan sus estudios por no poder pagar las cuotas escolares o los alquileres de la vivienda en los casos de alumnos que viven lejos de la ciudad. Los jóvenes que consiguen el grado de secundaria y que desean continuar sus estudios, tienen que parar sus estudios si no encuentran un patrocinador, ya que los estudios superiores requieren grandes desembolsos en comparación con la renta local.
Existen patrocinadores privados que becan a los alumnos para realizar estudios superiores de acceso a la universidad. En general, se beca a los alumnos que tienen mayores posibilidades de llevarlos a buen término, y eso significa que deben terminar la secundaria con un alto nivel de capacitación, abarcando el mayor número de materias posible.
Así es como nació la idea de crear en el centro educativo “Saint Paul de Morondava” un aula de capacitación informática. Con esta aula se podría proporcionar a los estudiantes del centro, formación en nuevas tecnologías que les sirviese para adquirir conocimientos básicos en informática y también para desarrollar habilidades de interacción social y trabajo en red.
Para llevar a cabo la idea, se previó la transformación de una sala inutilizada del Centro Educativo Saint Paul de Morondava, en aula de informática
Sin embargo, adolece de limitaciones técnicas que limita el desarrollo formativo de los alumnos. Mediante este proyecto se pretende mejorar las condiciones educativas del centro, proporcionando a los alumnos de secundaria, la capacitación en técnicas informáticas.
Para ello es necesario realizar las siguientes actividades:
– Compra e instalación de 35 ordenadores.
– Compra e instalación de 9 onduladores, un ondulador para cada cuatro ordenadores.
– Compra de 35 mesas de ordenador y 35 sillas ergonómicas para la instalación de los equipos informáticos.

No existe un hombre hecho por sí mismo. Sólo alcanzarás tus objetivos con la ayuda de otros. George Shinn.

Enlaces de interés

Fotografías adicionales

https://drive.google.com/drive/folders/1-v4WygWRsSmnwsaliDdtsSximBlLmIzy?usp=sharing
Socio local:
Hno Marie Sylvain Rakotondrapiera (Hno. Corazonista y director del centro), Monseñor Joseph Donald Pelletier (obispo diócesis Morondava y propietario del centro hasta Febrero del 2010), desde febrero de 2010 nuevo obispo P. Fabien Raharilamboniaina

Año de inicio: 2007
Año de la intervención: 2019 20.600 €