Ruta:

Mirando al futuro

acompaandoSoñamos con una escuela corazonista que se llame cristiana y transformadora porque dentro de su proyecto educativo esté vertebrado el proyecto social y el proyecto cristiano como piezas coherentes de un mismo engranaje. Así, soñamos con profesores convencidos de que las injusticias del mundo también se enseñan en clase y, por tanto, abren temarios de reflexión social y exámenes de realidad. Soñamos con asociaciones de padres y madres convencidos de este estilo de educar y con antiguos alumnos y familiares que quieran trabajar en esta labor.

En definitiva, toda una familia soñando con una escuela abierta al mundo.

Joomlart